21 octubre 2012

¡Llegó el circo!



En un pueblo pequeño no suelen suceder demasiados acontecimientos, así que cuando cada año llega el circo, corremos a verlo el peque y yo.  Suele ser un circo francés, y no estoy segura pero creo que fueron los mismos del año pasado.


Siempre me impresiona la vida nómada que llevan estas personas, viajando de un lugar a otro, representando sus espectáculos, a merced de la climatología.  Porque somos así de falsos, si llueve parece que nos vamos a encoger y no salimos de casa ni a por el pan.


Sin embargo ellos deben ser fuertes y luchadores.  Desde la comodidad de nuestra casa calentita y a resguardo de la lluvia o del frío, estas cosas no nos preocupan demasiado, a no ser que seamos agricultores o tengamos una celebración o una salida al campo con la familia.  Ellos tuvieron suerte, el sol les acompañó los días que estuvieron, aunque poco después han llegado las lluvias.


Intenté convencer al peque para ir los dos a ver la función de las 19 h, pero no quiso, y eso que le insistí.  No es que a mí me entusiasme el circo, pero los precios no eran demasiado caros y no me hubiese importado aportar mi granito de arena para que espectáculos como estos sigan llevando la ilusión a los pueblos. 


Traían consigo animales diversos, como serpientes, caballos, llamas, cabras, un dromedario...



Los dejan pastando en un pequeño descampado que hay cerca de donde colocan el circo.  La gente se acerca a verlos y los niños se emocionan de verdad.  Hay que tener cuidado con las llamas porque si te acercas demasiado te escupen y no es muy agradable que digamos.


Estuvieron solo dos días, porque un pueblito supongo que no da para más, así que solo me queda desearles una feliz taquilla donde quiera que vayan,  que sigan alegrando las caritas de tantos niños y que el negocio siga adelante a pesar de los momentos difíciles que nos toca vivir a todos.
Hasta pronto.

12 comentarios:

  1. Glad you had a good time, looks like fun.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Children enjoy a lot with the circus, but my son thinks it's too "old" for the function, Lol....

      Eliminar
  2. I love the colours of the circus trailers, never go near a camel!!! x

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OMG, the colors of this circus were very ....... Spanish... and yes, with the camel went a little daring. ;o)

      Eliminar
  3. Cómo me gusta el circo,hace mucho tiempo que no vamos desde que mi hijo mayor era pequeño.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es un plan divertido, pero en cuanto crecen un poco parece que ya no les hace tanta gracia ir. Un besico.

      Eliminar
  4. Lots to see, happy you all enjoyed it!
    Ivan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks, a circus always reminds us of childhood, right?

      Eliminar
  5. After my Summer adventures I love the circus now...and you had a camel too.

    Nina x

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh yes, the dromedary is an old friend! ;o)

      Eliminar
  6. How wonderful to have a traveling circus come to town! I haven't seen one here since I was a child. And a French one too! I remember how exciting and fun they were. Especially the show under the big tent. Your post brought it all back to me. Did your little ones love it? And yes camels are to be avoided when they are mad *winks* Vanna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Vanna, certainly the circus thrills our hearts and takes us to our childhood. A big hug.

      Eliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí. Me alegrará mucho que dejes un comentario, los leeré todos. Un beso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...